Una conductor a bordo de una furgoneta ha utilizado su vehículo como arma para llevar a cabo un atropello masivo en la Rambla de Barcelona a media tarde. El vehículo se desplazó a gran velocidad por esa zona céntrica buscando alcanzar al mayor número posible de personas.

Fuentes policiales citadas por EFE confirman que al menos dos personas fallecieron en el atentado. Los Mossos hablan de muertes en plural sin precisar aún el número. En las imágenes posteriores al momento del suceso se pueden ver al menos 20 heridos, todos ellos siendo atendidos por peatones y los equipos de emergencia.

El conductor, a bordo de una camioneta blanca, superó poco después de las 17 horas un semáforo en rojo a la altura de la calle Bonsuccés, en la parte alta de la vía principal. El vehículo saltó el paso de peaton, atropelló a varios de los peatones que cruzaban, y bajó por la zona peatonal de la Rambla haciendo eses durante varios metros.

Tras el atropello masivo, el conductor abandonó el vehículo a pie y se refugió en un restaurante cercano. Algunos testigos dijeron haber escuchado tiros, pero no hay información de que disparara a nadie. Según Tv3, el autor del atropello se atrincheró en un restaurante cercano al mercado de la Boquería, donde podría haber tomado rehenes. Los testigos afirman que la policía ha entrado en contacto con el agresor a través de un megáfono.

Centenares de personas se encuentran dentro de restaurantes y tiendas a las que se ha recomendado que no salgan a la calle hasta que se detenga al conductor de la furgoneta.

Facebook Comments