Será probablemente una de las fotos más representativas de los efectos de la tormenta tropical Harvey, que desde hace unos días está azotando el estado de Texas, en Estados Unidos.

La imagen, ampliamente difundida en redes sociales, muestra a un grupo de ancianas de la residencia “La Vita Bella”, en Dickinson, parcialmente sumergidas en el agua mientras esperan que alguien les ayude.

Lo que más llama la atención es la calma de las residentes.

“Todo aconteció muy de prisa”, cuenta Kim McIntosh, la hija de la dueña de “La Vita Bella”.

Su madre, Trudy Lampson, le explicó que “el agua subió en cuestión de 15 minutosdesde la altura de los tobillos hasta la de la cintura.”

Según relata Kim, intentaron llamar el servicio de emergencia 911, pero le contestaron que no podían acudir porque “estaban desbordados.”

Fue entonces cuando Trudy le envió por móvil la foto y su hija decidió tuitearla desde la cuenta de su marido, para “llamar la atención sobre esta situación y pedir socorro”. La idea logró su objetivo y, según fuentes oficiales, las ancianas ya han sido rescatadas.

Facebook Comments