El café es la bebida que ha acaparado la mayor atención en la comunidad científica debido fundamentalmente a su gran popularidad. La cafeína, la sustancia estrella del café, ha generado intensos debates científicos y, a pesar de todo lo que se ha investigado sobre ella, todavía es mucho lo que desconocemos.

No olvidemos que la cafeína también está presente en otras bebidas aparte del café, siendo el principal componente de las famosas bebidas energéticas. Pero en este artículo no nos vamos a centrar en la cafeína que se encuentra en este tipo de bebidas, sino en la del café.

Ahora, un equipo de investigadores ha llevado a cabo un estudio en humanos, que ha sido publicado en Journal of Clinical Oncology, en el que han analizado la relación entre el consumo de café y la evolución del cáncer de colon en fase avanzada.

Beber café puede mejorar la supervivencia en el cáncer de colon

En el estudio han participado un total de 953 pacientes con cáncer de colon en estadio III, lo que significa que está próximo a su diseminación por el resto del organismo resultando ser mortal. A esto último se le denomina metástasis y es el peor diagnóstico que a uno le pueden hacer. No obstante, en estos pacientes el cáncer se encontraba avanzado pero sin llegar hasta ese punto.

Los investigadores descubrieron que los pacientes que bebieron cuatro tazas o más de café al día (460 miligramos de cafeína, una cantidad importante) tenían un 42% menos de probabilidades de que el cáncer de colon reapareciera en comparación con aquellos que no consumieron café en absoluto; además, tenían 33% menos de probabilidades de morir por el cáncer.

Conclusión

En definitiva, el consumo de café puede aumentar la esperanza de vida en pacientes con cáncer de colon. ¡Ojo!, esto no significa que nos pongamos a beber café como locos para protegernos de este cáncer, sino que su consumo podría suponer un beneficio para los pacientes con una etapa avanzada del mismo.

No hay que sacar conclusiones precipitadas de este estudio hasta que se analice más detenidamente esta curiosa relación. Los investigadores desconocen el mecanismo que hay detrás de ello, de ahí que se necesiten más investigaciones para dilucidar esta cuestión. Por ahora, tan solo podemos decir que la cafeína puede jugar un papel importante en el cáncer de colon, aunque habrá que esperar a que lleguen más resultados para confirmar las sospechas.

Facebook Comments