El presidente Donald Trump visitará este jueves el estado de Florida, donde tendrá oportunidad de recorrer algunas de las zonas afectadas por el huracán Irma. Reportes de la Casa Blanca indican que aterrizará en Fort Myers y pasará por Naples.

En días anteriores, Trump indicó su interés de hacer presencia en el estado mientras que alabó la gestión frente al huracán Irma que están haciendo la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) y la Guardia Costera.

“Es un huracán duro, como saben mejor que nadie. La Guardia Costera ha sido increíble. Han oído lo que han estado haciendo justo en el medio de la tormenta”, comentó.

“FEMA -continuó- ha sido increíble. Estamos trabajando muy bien con el gobernador y los gobernadores de los estados cercanos”.

“Creo que cada grupo está coordinando realmente bien. La mala noticia es (Irma) que es un gran monstruo, pero creo que estamos en muy buena posición (para afrontarlo)”, agregó.

Ese día, al ser preguntado sobre a cuánto ascenderán los costos de recuperación tras el huracán, Trump se limitó a decir que ahora lo que preocupa son las vidas, no el dinero.

El presidente aprobó poco antes de la llegada del huracán la declaración de “gran desastre” en Florida por Irma, lo que permitió la llegada de fondos federales para paliar sus consecuencias.

“Agradezco que el presidente Trump, con quien he hablado múltiples veces esta semana, haya apoyado al cien por cien nuestros esfuerzos y ofrecido todos los recursos del Gobierno federal”, indicó el gobernador de Florida, Rick Scott, en un comunicado entonces.

Antes de llegar a Florida con categoría 5, el ciclón causó unas 30 muertes y cuantiosos daños materiales a su paso por el Caribe; mientras que ya en Florida comienzan a sumarse decesos en el área de los Cayos y otras zonas urbanas.

Las autoridades de Florida ordenaron la evacuación histórica de 6,3 millones de personas ante la llegada del embate de Irma y, además del éxodo masivo de residentes que abandonaron el estado, fueron miles los que decidieron acudir a los refugios habilitados en escuelas, polideportivos y otras instalaciones para protegerse del ciclón.

Facebook Comments