Nos movemos hacia un movilidad inteligente, un nuevo concepto en el que todos los elementos implicados en los desplazamientos (coches, calles, infraestructuras) registrarán datos e información y la compartirán para optimizar la experiencia. En esta tesitura, Goodyear ha querido hacer que sus neumáticos también sean inteligentes.

La compañía lleva desde principios de año trabajando junto a Tesloop, un servicio de transporte entre ciudades que solo emplea modelos de Tesla. Como parte de un programa de mejora continua para el servicio, el fabricante ha incorporado una función de mantenimiento y reparación de los neumáticos mientras los vehículos están inactivos en las estaciones de recarga. Pero ¿cómo conseguirlo de manera eficiente?

Goodyear ha optado por dotar de inteligencia artificial los neumáticos de toda la flota. Para ello ha instalado sensores que permiten “mejorar su gestión general y maximizar el tiempo de actividad de la creciente flota”. Estos sensoresanalizan de manera continua la temperatura y la presión, lo que, sumado a otros datos almacenados (kilometraje, condiciones de uso, etc.), permite predecir el momento en el que necesitan alguna reparación o directamente ser reemplazados.

Este ensayo con los coches de Tesloop, además, abre la puerta a que esta tecnología se implante en todos los neumáticos, incluidos los de los coches de particulares, lo cual ayudará al conductor a saber cuándo tiene las gomas en mal estado.

Facebook Comments