DIARIO LA REPÚBLICA HONDURAS
Tecnología

Correo electrónico con inteligencia artificial: ¿el futuro del email?

Aunque hayamos avanzado a la velocidad del rayo, el correo electrónico no se ha ido a ninguna parte. Es algo irónico teniendo en cuenta lo mucho que han cambiado las cosas en apenas unos años.

Pero no sólo han aguantado intactos los emails; también se han convertido en una de las piedras angulares de Internet. Es la base de muchas más cosas de las que te imaginas, en realidad. Y no, no va a desaparecer ni a corto ni a medio plazo.

El correo electrónico no se va a ninguna parte

El Internet actual está basado en las cuentas de email

El email ya no sólo es muy útil para trabajar o hacer contactos. El correo electrónico es la puerta de acceso a toda tu vida en Internet. Piénsalo: ¿no te piden todos los sitios donde te registras un correo electrónico? ¿No es donde recibes todo lo relacionado a tus cuentas y tu identidad virtual?

El Internet actual está basado en las cuentas de email. Aunque siga siendo una de sus principales funciones, los emails ya no son para hablar con otras personas; sirven como una especie de casillero virtual donde recibimos y guardamos todo lo importante. Ya es algo tan importante como puede ser el buzón de nuestra casa. Con la ventaja de estar siempre disponible con conexión a Internet, y ser instantáneo.

¿Por qué no potenciarlo con inteligencia artificial?

El avance del email podría llegar de la mano de la inteligencia artificial

Pero, aún siendo una piedra angular del Internet actual, se le notan los años. Proveedores como Google o Microsoft han ido adaptando al correo electrónico a los nuevos tiempos, pero no es suficiente. Se nota que es un servicio con antigüedad, que no ha avanzado todo lo que podría hacerlo.

Y esa necesidad de avanzar podría llegar de la mano de la inteligencia artificial. Muchas de las tareas que hacemos con el correo electrónico son repetitivas, como dar una respuesta corta a un correo o borrarlo porque no es nada interesante. Por ejemplo, todos tenemos decenas o cientos, incluso miles, de correos que no vamos a leer jamás por no ser interesantes. ¿Por qué no eliminarlos sin más?

Inteligencia artificial para agilizar nuestro correo

La inteligencia artificial sabrá qué correos nos interesan y qué correos no

En teoría, la inteligencia artificial es capaz de aprender sobre nosotros. Llegará un punto en el que sepa qué correos nos interesan y qué correos no. Incluso podría distinguir cuáles son los correos más importantes y los que no tienen tanta importancia. Y de esta forma podría darnos una bandeja de correo completamente personalizada, con la que podríamos trabajar más rápido.

Y no sólo hablamos de clasificar correo. Una inteligencia artificial no debería tener problemas en contestar correos sencillos por nosotros. Siguiendo con los ejemplos, si alguien nos pregunta la hora de una reunión que ya acordamos y que está en nuestro calendario, una inteligencia artificial podría responder automáticamente con esa hora. O resaltar correos según quién los está enviando.

Incluso podría hacer cosas por nosotros automáticamente, como imprimir unos billetes de avión o tren que acabamos de recibir, o programar llamadas pendientes en nuestra agenda. O, como destaca John Brandon en Inc., ¿por qué una inteligencia artificial no podría resumir una cadena de correos o un correo para que no tengamos que leerlo siquiera?

Y lo mejor es que ya tenemos el primer paso hecho: los asistentes de voz son perfectos para esta tarea. Qué mejor que una voz como Alexa, Cortana, Google Assistant o Siri para ayudarnos a navegar por todos nuestros correos. No tendríamos ni que alcanzar una pantalla hasta llegar a un correo interesante.

Ejemplos de correo electrónico con inteligencia artificial

El ejemplo más evidente de que el futuro del correo electrónico es la inteligencia artificial lo trae Gmail. El servicio de correo electrónico de Google, gracias al machine learning, ya nos permite seleccionar respuestas predeterminadas a los correos. Estas respuestas se generan según el contenido del correo que hemos recibido.

Por otra parte, ya existen aplicaciones de correo que usan la inteligencia artificial y el machine learning para clasificar correos. Los mejores ejemplos son Astro (para Gmail y Office 365) y Spark. Mientras que Spark clasifica el correo de forma automática y sólo nos avisa de lo más importante, Astro se basa en un chatbot para funcionar.

Related posts

La primera “lluvia de estrellas” creada por el hombre iluminará el cielo en 2019

larepublicahn

Presentan los lentes de sol equipados con altavoz y realidad aumentada

larepublicahn

Apple explica por qué falló Face ID en el momento clave del evento

larepublicahn