DIARIO LA REPÚBLICA HONDURAS
Cine Entretenimiento

¡Cipotes; del libro al cine!

Ramón Amaya Amador nació en Olanchito en el departamento de Yoro, después de haber sido educado en La Ceiba, trabajo por primera vez en una plantación bananera.

Se convirtió en un periodista en 1941 por El Atlántico, un periódico de La Ceiba. En octubre de 1943 se fundó una revista semanal en Olanchito que se llama Alerta.

Su hijo Carlos Amaya Fúnez ha trabajado durante muchos años para promover el trabajo de su padre. El libro Cipotes fue escrito por Amaya en el 1963.

Fotografía de Ramón Amaya Amador

La trama de esta novela cuyo tema le fue sugerido por las conversaciones que, rumbo a la redacción de El Cronista, tenía frecuentemente con los lustra botas que permanecen en dicha plaza. La obra recoge la dolorosa y agitada vida de este pequeño mundo que tiene como centro la estatua en bronce del mártir de la unidad de Centroamérica, los niños que se dedican a ese trabajo van a él no porque lo deseen o porque les agrade arrodillarse frente a quienes llevan zapatos lujosos, mientras ellos andan con los pies desnudos, por lo general se trata de familias que pierden al padre y estos niños no pueden ir a la escuela y deben incorporarse a cualquier actividad para aportar algunos centavos a la casa.

Esta novela al fin se adaptara al cine; los personajes principales son Folofo y Catica, como muchos niños hondureños hoy en día en donde no tiene acceso a ninguna recreación, ni a la salud ni a la educación y pasan por muchas miserias en donde no tiene ni una plato de comida durante la noche y pasan calamidades, niños que desde muy temprana edad son obligados a madurar.

No te pierdas de esta hermosa novela, que dejara un bonito mensaje para todos nosotros.

https://www.youtube.com/watch?v=EfRDcbat9Ro&feature=share

Related posts

¡Hablemos de Baleadas!

larepublicahn

¡De la idea al plano!

larepublicahn

Victoria Beckham protagonizará su propia serie en YouTube

larepublicahn