DIARIO LA REPÚBLICA HONDURAS
Columna

EL ANSIADO FUTURO DE HONDURAS | Columna por Iroshka Nasralla

En el año 2015 los hondureños salimos masivamente a las calles exigiendo la instalación de la Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad (CICIH). La corrupción es el génesis de la mayoría de los problemas sociales que vivimos en Honduras.  Entre las diferentes consecuencias que han repercutido en la sociedad hondureña por este flagelo, está la falta de castigo a los corruptos ya que según el índice Global de Impunidad (IGI), Honduras está entre los 13 países con mayor impunidad del mundo, por ende, nuestros ciudadanos han dejado de confiar en los diferentes entes de justicia.  

Hoy, para gran parte de la población la esperanza de que se haga justicia con los delincuentes de cuello blanco auto protegidos por la impunidad que legislan, no viene de las instituciones que están a “disposición” de los hondureños, sino que se basa en cortes de los Estados Unidos de América. Dos sucesos han tenido relevancia para la clase política corrupta de Honduras, generando un cisma entre las cúpulas de los más grandes y tradicionales partidos políticos. Estados Unidos ha tomado acciones serias contra el narcotráfico, corrupción y delitos por violación a los derechos humanos, destacando la ley Magnitsky, a la cual expertos llaman el brazo derecho en aspectos geopolíticos para extender la justicia más allá de las fronteras de los Estados Unidos y tiene como objetivo no solo quitarles la visa americana sino sancionarlos económicamente y judicialmente confiscándoles sus bienes y privandolos de libertad. La lista en la que figuran empresarios y políticos hondureños puede ser publicada en cualquier momento antes del 14 de febrero de 2019 y para alegría de las personas honestas de Honduras, la semana pasada comenzó el afamado juicio del siglo contra el narcotraficante Joaquín (el Chapo) Guzmán Loera, líder del cártel de Sinaloa, quien está siendo juzgado en Brooklyn, New York, donde su abogado Jeffrey Lichtman, declaró la semana pasada, que un socio de su cliente sobornó a un presidente de Honduras y a varios funcionarios públicos, afirmando además tener pruebas contundentes de los nexos de este influyente hondureño con el narcotráfico; pese a que no reveló el nombre del presidente sobornado, varios ex presidentes hondureños salieron en defensa personal a negar que hubieran tenido alguna relación con el tráfico de drogas. Sea cual sea el nombre, entre los cientos de mensajes que se dispararon en redes sociales, los cibernautas hondureños piden se haga justicia con dicho presidente.  

Lo más importante es que ambas acciones ayudarán al combate de la corrupción que actualmente facilita las condiciones necesarias para que cualquier individuo u organización pueda delinquir sin consecuencia alguna, sobre todo aquellos que trafican con la justicia, promoviendo este tipo de acciones y propiciando que los tentáculos del crimen organizado logren alcanzar el nivel más alto de poder para corromper al sistema judicial. La justicia llegará y le permitirá la sociedad hondureña tener un nuevo relevo de políticos, pero debemos ser precavidos en esto, luchando para que los políticos que ocupen los puestos que hoy ostentan personas que han cometido delito sean ocupados por personas honradas e intachables , especialmente por líderes anticorrupción que tengan la vocación de servir al pueblo y no servirse de él.

Related posts

Vida democrática en la UNAH. Por: Jose Angel Zuñiga Diaz.

larepublicahn

EN JEANS Y CAMISETA BLANCA… -Historia de Corrupción en nuestro Deporte- Por: Anibal Calix

larepublicahn

REFORMAS ELECTORALES REALES Por: Abog. Octavio Pineda Espinoza.

larepublicahn