DIARIO LA REPÚBLICA HONDURAS
Columna Featured

LA CULTURA DEL IMPERIO DE LA LEY | Columna por Anibal Calix

En el mes de  febrero del 2015 junto con otros miembros de la bancada y el Partido Anticorrupción de Honduras, realizamos un viaje a la Escuela Maxwell de Ciudadanía y Asuntos Públicos de la Universidad de Syracuse. Este viaje no solo cambió mi sentir y quehacer  como Diputado sino que también como ciudadano en su totalidad.

En aquel momento, los medios de comunicación tradicionales dijeron que el propósito de nuestro viaje era poner en mal el nombre de nuestro país, argumento que fue acuerpado hasta por miembros de nuestro partido, siendo este totalmente contrario a la verdad.

En ese viaje establecimos contacto con un “Laboratorio Democrático” en el cual conocimos el  verdadero significado de la palabra democracia, conocimos el concepto del Marco de Pensamiento (Framework), conocimos lo que significa tener una Personalidad Democrática y lo más importante estudiamos cómo la cultura del Imperio de la Ley es la base de la Democracia.

El concepto de “Imperio de la Ley o el Rule of Law” como lo llaman los norteamericanos, ha sido intencionalmente invisibilizado en Latinoamérica como el factor principal para el desarrollo de los países. No existe sociedad en el mundo que haya salido del subdesarrollo sin antes haber establecido el Imperio de la ley.

No es casualidad que Robinson y Acemoglu en su aclamado libro “Por qué fracasan los países” consideran el Imperio de la ley como el principal factor para la prosperidad; Ya que ni el clima, ni la ubicación geográfica pudieron tener el mismo peso en los resultados de la problemática del desarrollo.

¿Qué es el Imperio de la Ley? El Imperio de la Ley es el resultado del establecimiento de la cultura del respeto a la ley. Es cuando generaciones se han acostumbrado a enmarcarse en leyes, reglas o procedimientos escritos, que demarcan su accionar como individuos. El Imperio de la Ley no significa que usted solo cumplirá la ley cuando tenga  una autoridad a su alrededor, es que usted cumplirá SIEMPRE, incluso cuando esté solo; Y cuando no exista marco legal, la implantación de esta cultura lo empujará a crear leyes o reglas que regulen su actividad.

Estas leyes, reglas o procedimientos se vuelven más importantes cuando somos parte de una sociedad, organización o grupo. El cómo se toma decisiones, como se regulan las actuaciones de los miembros, como se incorporan nuevos miembros o como se retiran los actuales, son procesos que determinarán la sostenibilidad del proyecto en que estemos involucrados. De no ser por la ley, el más fuerte, el más rico o el más poderoso siempre harían lo que quisieran.

Es por esta razón que el Imperio de La ley está tan ligado al desarrollo de los países, ya que las leyes son las que equiparan el campo de juego, las leyes son las que distribuyen riqueza y oportunidades, y al final las leyes son las que hacen iguales a todos los ciudadanos.

Es así como un país se desarrolla, brindando a la mayoría de sus ciudadanos la oportunidad de por sí solos educarse y desarrollarse, asegurándose que la misma no  sea exclusiva de un grupo reducido y privilegiado.

Como Diputado del Congreso Nacional pude experimentar de cerca como la falta de esta cultura afecta al País, al Congreso como institución y por consiguiente al desempeño de los Diputados que lo conforman.

Como miembro de una bancada de un partido político pude experimentar como la falta de un reglamento interno llevó al quebrantamiento de la misma e igualmente como la falta del imperio de la ley a lo interno del partido, lo llevó a perderse en manos de personas que no buscan el ideal con el que fue creado.

¿Y cómo podemos insertar esta cultura en Honduras? ¡Siendo sinceros…esto no será de la noche a la mañana, pero debemos comenzar!

Debemos actuar en frentes paralelos que nos permitan realizar cambios inmediatos como por ejemplo las mejoras a lo interno del Congreso Nacional o mejoras en el sistema de justicia, y cambios a largo plazo como educar a nuestros hijos con el respeto a la ley y enseñándoles que el más vivo no es el que sabe cómo “saltarse” la ley, sino el que se acostumbra a vivir bajo normas que establezcan la convivencia ciudadana.

Para finalizar debemos tener claro que aunque hemos identificado como problemas de nuestro país, la falta de estado de derecho, de institucionalidad, falta de independencia de los poderes del estado y  la falta de justicia para los ciudadanos, lo más importante es saber “el cómo” hacer los cambios y hacerlos de forma que sean sostenibles en el tiempo.

Mi contribución en esta muy loable y necesaria iniciativa, como lo es el diario digital La República será enfocada tratar de dar luces que nos lleven al establecimiento de la cultura necesaria para tener un país próspero y que brinde oportunidades a sus ciudadanos.

Bienvenidos al DIARIO LA REPÚBLICA y siempre tengan presente que EL IMPERIO DE LA LEY ES LA CULTURA Y EL ESTADO DE DERECHO EL RESULTADO.

 

DIOS BENDIGA HONDURAS

 

Related posts

Vidal se queda sin técnico: Ancelotti deja el Bayern Munich

larepublicahn

Una Gota. Editorial 24 de enero, 2019.

larepublicahn

Comentario: ¿Se fue el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, por su propia voluntad?

larepublicahn