DIARIO LA REPÚBLICA HONDURAS
Columna Featured

Acción de Gracias. Por Allan Bernardez.

Remontándose al año 1621 cuando los primeros colonos “Estadounidenses” recibieron apoyo por parte de los Nativos, dando origen a la celebración que hoy se conoce como “Día de Acción de Gracias” o “Thanksgiving” en lengua Inglesa. Esta celebración nos recuerda aquellas acciones por las que sentir agradecimiento, acciones meritorias de hacerse públicas y compartirlas con quienes amamos. En honor a un gran acto de solidaridad, tolerancia y humanidad, cada cuarto Jueves de noviembre se conmemora el “Día de Acción de Gracias”, una actividad que lejos de ser anglosajona, se volvió en un conmemoración mundial.

Hace 397 años atrás, los pueblos (caucásico e Indígena) que por primera vez expresaron su gratitud, fue debido al oportuno abastecimiento de alimento y a la dotación de vestimenta apropiada para combatir el intenso frío de la época. 397 años pueden parecer muchísimo tiempo, pero la vida es de ciclos y también de grados, para ser exactos, 360.

Este fin de semana, en Honduras también se celebrará el día de Acción de Gracias, cientos de compatriotas se reunirán para dar muestras de unidad, esperanza pero sobre todo confianza. La celebración hondureña tiene como particularidad la Convención del Partido Nacional, instituto político que busca a toda costa mantener su imagen de unidad inexistente. Es de conocimiento general las discrepancias entre el Expresidente Nacionalista Porfirio Lobo Sosa, a quien su heredero político ha venido golpeando despiadadamente pero le sigue susurrando que le ama y le respeta. Ricardo Álvarez, designado Presidencial de los dos Gobiernos Juan Orlandistas, también busca desmarcarse de la imagen que según allegados a él dicen, “pesa más que las Torres Gemelas”. No sorprendería que el mismo Mario Canahuati, otrora Canciller de la República en el 2010, aparece sumándose al reclamo fuerte de los empresarios de la Costa Norte. Es evidente el desmoronamiento del PN, la división entre Orlandistas del resto de la dirigencia tradicional Nacionalista hace imperativo el clamor de unidad.

Padre, damos gracias por habernos dado cuenta que no existe la unidad mientras haya hipocresía-

La Convención Cachureca busca apelar a la confianza. Confiando en que la militancia siga creyendo en las falacias de una “vida mejor” que ha hecho migrar masivamente a Hondureños, incluyendo “azules”. Confianza perdida en un político que prometió respetar la Constitución y en la primera de cambio violó la normativa para reelegirse nuevamente como Presidente de Honduras. Sigue sin entender que bajo la Constitución vigente, la reelección es ilegal pero sobre todo constituye delito de traición a la patria.

-Padre, damos gracias por entender que la confianza se gana a través de acciones y no se impone a través de las armas-

Finalmente, la Convención buscará reavivar la esperanza. Esperanza olvidada en estos dos últimos Gobiernos y los anteriores. Esperanza nula porque la canasta básica se vuelve cada vez inalcanzable. Esperanza perdida porque siguen las muertes de jóvenes, mujeres e indígenas. Esperanza ausente porque es mejor arriesgarse en las fronteras foráneas y no permanecer más en suelo patrio. Esperanza etérea soñando que la EEH no fue introducida por el Gobierno de turno. Esperanza vana porque la deuda interna y externa alcanza niveles impagables. Esperanza vaga porque no se genera empleo y casi el 70% de los Hondureños viven en situación de Pobreza.

-Padre, te damos gracias por enseñarnos que los hombres son transitorios y que todo mal gobierno llega a su fin-

Happy thanksgiving!

Related posts

SIN SALIDA. Por Allan Bernardez.

larepublicahn

Nuevos ajustes de WhatsApp: qué cambia en cada uno de los menús de configuración para Android

larepublicahn

Con bulevar Mackey, paso a desnivel y macrodistrito, alcaldía de San Pedro Sula inicia 2019

larepublicahn