¿HONDURAS NARCOESTADO? Por Guillermo E. Valle M.

0
432

Reflexión desde la (Narco)Dictadura del Subdesarrollo.

» _*Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien*_». Victor Hugo

» _*La verdad en toda su pureza*_». Sabio, Prócer y Precursor José Cecilio del Valle

Apenas inicia un Nuevo Año, que lo enfrentamos con alegría, actitud y espíritu positivo, con fe y esperanza que va a ser sustancialmente mejor que el anterior de 2018 de Récords Mundiales.

Jefe de Estado reelecto, sin reelección y sin ganar, porque fue impuesto vía un grosero fraude (Yes! Congratulations, you are the right Dictator!). Y una solitaria y triste Toma de Imposición, con gaseadas al por mayor a la oposición, sin la presencia de un tan solo Rey o Reina, Presidente, Jefe de Estado, Mandatario de ninguna nación del mundo. Ni de extraterrestres tampoco. Nadie vino al pobre espectáculo ¿Increíble, no?

Aunque parece increíble lo que nos sucede, es la Verdad: Nuestra República -Libre, Soberana e Independiente- fue asesinada, igual que la democracia, la Constitución y, lo peor, miles de compatriotas, incluyendo decenas de compañeros de nuestra Alianza de Oposición Contra la Dictadura que protestaban, amparados en el *derecho constitucional de la insurrección, consagrado en nuestra Constitución, la cual se mantiene plenamente vigente* y no permite la reelección y, además, exige la alternabilidad (otra persona) en el ejercicio de la presidencia de la República.

Nos tienen como secuestrados, vasallos, dependientes,  altamente endeudados (¿Quebrados? Con exagerada improductiva e impagable “deuda eterna”, superior a $16,500

millones), porque nos desgobiernan los *Auténticos Delincuentes Profesionales*, que además de una perversa *MAFIOCRACIA* son incapaces e ineptos. Lo venimos indicando, por escrito, hace varios años.

Parece una locura, sin embargo, resulta, ahora, que todo lo que habíamos venido señalando era  cierto: Empezando porque el principal y peor enemigo del Pueblo de Honduras, es el mismo gobierno! ¡¿Y lo peor es que la comunidad internacional ahora también lo sabe -finalmente- y, a pesar de ello, no sabe qué hacer, por lo que, en craso e imperdonable error, lo siguen apoyando!? ¿Increíble, no?

Veamos. El hermano del jefe de estado, también Abogado Juan Antonio Hernández Alvarado, (¿marca «TH»?), capturado- seguramente extraditado por la DEA, sin el show de las cámaras, chachas y grilletes- y acusado, durante un largo período entre 2004-2016, ¡mientras su hermano, otro delincuente a gran escala, ejercía como Presidente de Honduras de 2014-2018!, en Corte Federal de Nueva York de gravísimos delitos como supuesto » *NARCOTRAFICANTE A GRAN ESCALA, TRAFICANTE DE ARMAS*» y otros delitos serios, como mentir a investigadores federales de EE.UU.! Y aunque se declaró  inocente inicialmente, recién el pasado viernes 4 de enero se confirmó que seguirá el juicio, encarcelado allí en Nueva York. Mientras que aquí era prácticamente ciudadano modelo, sin las más mínima esquela o multa de tráfico. ¡Verdad general! ¿Increíble, no?

Y, antes Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, también del Partido Nacional, fue extraditado y condenado en la Gran Manzana el 4 de septiembre de 2017 por conspirar para traficar drogas (narcotráfico) mientras su Padre era Presidente del país- a unos 24 años de cárcel, y cinco años más en libertad condicional; podrá salir de la cárcel al cumplir 70 años!¡Verdad general! ¿Increíble, no?

Por cierto, aunque todos conocemos que los Presidentes, generalmente son los ciudadanos más informados en cualquier nación decente, en esta Honduras Pandora, de pactos de impunidad de poderosas telarañas, inmensas redes de corrupción y de fe de ratas, cuesta creer que ni el tirano usurpador ni el expresidente Lobo Sosa, ni el poderoso Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, se enteraron de nada incorrecto de su hermano o de su hijo, respectivamente, relacionado con crimen organizado, narcotráfico o tráfico de armas, ni tampoco de posibles abusos de parte de otros parientes (esposa, otros hermanos -vivos o no-, suegra, cuñados) vinculados a cualquiera de los ocho (8) casos de corrupción que a la fecha ha presentado la OEA-MACCIH, UFECIC, o los del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), de los cuales todavía no hay un tan solo tiburón o ballena condenado acá, entre 2014 y 2018. ¡Verdad general! ¿Increíble, no?

¡O sea que *Honduras es un NARCOESTADO!* Ya estábamos en advertencia de Estado Fallido, Estado Frágil en Alerta Roja. Pero ahora, desde afuera, de forma de nada franca, nos llaman NARCOESTADO.  Y, ¡Caiga quien Caiga!, no podemos decir, francamente, que no es así, ya que ya conocemos a estos malvados, delincuentes que son los que desgobiernan, ahora como *criminal régimen usurpador, bestial NARCODICTADURA MILITAR ASESINA.* ¡¿Y a que le apuesta la DICTADURA para lograr un cambio real positivo: A una estúpida, improductiva, despilfarradora e ilógica HIPERMILITARIZACIÓN!? ¿Un Porqué, general? ¿Increíble, no?

Y ante la vergonzosa captura y juicio allá en el Norte de su hermano, todavía los más arrastrados y descarados de sus correligionarios (no los «cincuentapeseros» o activistas políticos), sino que sus avorazados, rapaces socios y compinches, se solidarizan con el corrupto, traidor, conspirador, ilegal e indigno tirano, e increíblemente, algunos de la comunidad internacional todavía lo siguen apoyando! ¿Increíble, no?

¡Hasta el Secretario General de la ONU Antonio Guterres lo felicitó por su fraudulenta e ilegal imposición como jefe de estado el 27 de enero, 2018! También el imperio que lo impuso y mantiene allí, a pesar de tanta maldad y corrupción. ¿Increíble, no? Vergüenza les debería dar siquiera felicitar, aparecer con ese delincuente o darle la mano. Eso ya ni siquiera es diplomacia. Es humillante para cualquiera.  Y, más para los agraviados directos, que son los que sufrimos las consecuencias de las corrupciones, errores, maldades, desgracias y asesinatos, crímenes de lesa patria y de lesa humanidad, que NO PRESCRIBEN.

¿Qué está sucediendo tras bastidores y por qué lo han manejado tan mal? Si incluso el Presidente Donald J. Trump le ha declarado la guerra a los opiáceos. ¿Será que no le han contado toda la verdad? ¿Por qué? Lamentable, de cualquier forma. Mr. Trump: What is going on when your government actually imposes and protects these «bad hombres», particularly the hyper corrupt dictator in Honduras? (Ps. These «bad hombres and mujeres» are precisely the ones responsible for the massive immigration, real exodus, and drugs flooding the USA!)

Más ahora que en Honduras, un país rico, inmensamente rico, pobremente dirigido, sobrevivimos en una *pseudo-démocratie*, en sempiternas crisis humanitaria, política, económica, social, cultural, ambiental*, sobre todo la raíz de todas las crisis, la ausencia de valores y de principios (falta de ética y de moral), que son, entre todas, un repugnante, despreciable cóctel infernal,  detrás de la *emigración, inocultable y masivo éxodo de compatriotas que huyen desesperados del horror en que este otrora paraíso tropical se convirtió*, por las *plagas de gangrena de la corrupción, cáncer de la impunidad, pobreza, desigualdad, violencia y narcotráfico*.

Una gran parte de nuestras tragedias y desgracias son las drogas que van en su gran mayoría para consumirse en el Norte (por cierto, ¿quiénes son los jefes, grandes capos o los  capi de tutti capi en y de EE.UU.?), y las armas que exportan y vienen desde allá, camino al Sur y al resto del mundo. Y, aquí, en el Centro de América y del mundo, circulan las drogas y las armas por toneladas, hasta por submarinos e incluso en aviones o naves militares(!), dejando masacres tan seguidas que ya ni nos sorprenden, muertos al por mayor, con pobreza exagerada. Honduras de luto en luto, interminable, bajo esta criminal dictadura.

Y aún así, el inescrupuloso jefe del goebbeliano régimen usurpador y sus mercenarios, tarifados medios de comunicación, así como las cobardes, traidores y corruptas cúpulas de las FF.AA., PMOP y PN, y demás compinches, lo niegan. Más bien mienten, mienten y mienten sobre la triste e inocultable realidad. ¿Increíble, no?

¡Alto! Tal vez, considerando que le robaron las elecciones al Soberano, mediante grosero, inocultable y monumental fraude (estúpido argumento de «votos rurales», orden imperial), no estamos siendo justos, objetivos, ni imparciales con los impresionantes logros del tirano, con su Ley de Canje Publicitario (para el burdo culto a la personalidad de este desquiciado y sus compañeros «borrachos de poder», como nos indicó un Sacerdote que no es parte de la Oposición) y su Ley de Secretos, Maldades y Corrupciones, porque también todos los titulares y noticias principales de los medios oficialistas destacan que hemos logrado, para finalizar un trágico año de surrealismo infernal, dos Récords Mundiales Guinness: ¡El de la taza de café más grande del mundo…y otro que ya se nos olvidó! ¿Increíble, no?

No compatriotas, amigos de La República de Honduras y del mundo: Nuestra Patria, la de Lempira, Morazán, Valle, Herrera, Cabañas, también de Visitación Padilla, Froylán Turcios y Berta Isabel Cáceres, merece un gobierno justo, de gente decente, una meritocracia, que regrese al orden constitucional, nos transforme y devuelva el respeto, la dignidad, y la credibilidad a nuestra Patria.

Tenemos fe y esperanza, que este nuevo año, este nuevo ciclo que inicia nos permitirá recuperar el camino hacia la construcción de una *Nueva Honduras, en paz, próspera, con desarrollo integral, en armonía con los recursos (población y ambiente), donde se respeten la vida, la Constitución y las leyes*, que soñamos, anticipamos y merecemos.

Eso solo lo lograremos con Gente Decente, que haga política decente. Con profesionales honestos, íntegros, con visión de futuro, planes con objetivos estratégicos, austeridad, transparencia y rendición de cuentas, trabajo arduo, disciplina, persistencia, consistencia e insistencia, lograremos brindar oportunidades eficaces para salir de la Dictadura del Subdesarrollo, generar opciones reales para nuestros compatriotas, con salud integral y nutrición, infraestructura adecuada, educación de calidad orientada al trabajo digno, productivo, emprendimientos competitivos, para los millones de compatriotas en pobreza extrema o crítica (40%) y pobreza general (68%). Y mejorar en todo sentido.

Solo así lograremos el desarrollo integral, paz -verdadera y duradera- y la tranquilidad que deseamos. Recuperando, al mismo tiempo, la dignidad, confianza, alegría y la felicidad, que también nos robaron estos malvados criminales.

Solo el pueblo consciente salva al pueblo no consciente.¡UNIDOS Venceremos!

Dios bendiga a Honduras, la prodiga tierra en que nacimos y esperamos dejar mejor de lo que la encontramos.

Facebook Comments