DIARIO LA REPÚBLICA HONDURAS
Estilo de vida Salud y Belleza

Grandes empresarios, pequeños guardarropas.

El fundador de Apple, Steve Jobs es otro que sigue esta costumbre, aunque también se debe a una visita que realizó a Japón en la que visitó la fábrica de Sony.

En ella le preguntó al presidente de la compañía, Akio Morita, por qué los empleados usaban uniforme, a lo que este contestó que luego de la guerra la gente no tenía ropa que usar, por lo que las empresas regalaban vestimenta a sus trabajadores.

Al igual que esto creaba una identidad y formaba un lazo entre la empresa y sus empleados, por lo que Jobs empezó a usar siempre la misma ropa.

El ya fallecido empresario fue reconocido por siempre ponerse una camiseta manga larga negra de cuello alto, pantalones vaqueros azules y unos zapatos deportivos blancos, algo bastante simple para su puesto.

Se dice que el genio y físico Albert Einstein, tenía su clóset lleno de trajes grises, ya que con tantas cosas qué pensar y decisiones que tomar, decidir qué vestir no debía ser un problema para Einstein.

Hasta el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, siguió este estilo de vida y contó a Vanity Fair que la razón por la que siempre cargaba trajes grises o azules era para disminuir la mayor cantidad de decisiones en su vida y reducir sus tareas.

Y pues al final esto no es casualidad, algunos estudios científicos han demostrado que las personas que toman muchas decisiones en un corto período de tiempo, solucionan más lenta y torpemente problemas matemáticos.

Ahora bien, si queremos dar un paso para conseguir lo que estos grandes personajes han logrado, podemos empezar con reducir al máximo las decisiones que tomamos en el día a día, y hacer trabajar a nuestro cerebro en cosas lo suficientemente importantes.

¿Qué ropa usarías tú todo el tiempo?

Related posts

Comentario: ¿Se fue el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, por su propia voluntad?

larepublicahn

Los beneficios del coco; seguro no lo sabias

larepublicahn

¡Corralito! Una experiencia mágica

larepublicahn