Caso Tony Hernández: ¿los medios son bobos, o se hacen? Por Ary Enrique Ávila.

0
2512

A 75 días del arresto de Tony Hernández ejecutado por el Departamento de justicia de los Estados Unidos, por haber traficado drogas por toneladas y armas por centenares durante 14 años, la mayoría de los hondureños hemos llegado a la conclusión de que algo huele mal en estas gestiones nacionalistas.

Tony Hernández no solo es el hermano del “hombre”, sino que también fue diputado por Gracias, e igual que el ex alcalde de Gracias, ciudad natal de los temibles Juanes (JOH / TH), son reconocidos traficantes de drogas en la región latinoamericana. Fabio Lobo, el hijo de Porfirio Lobo, presidente de Honduras en el período 2010-2013, también está en prisión por traficar drogas.

En el período de Porfirio Lobo Sosa, como presidente del ejecutivo, fue el mismo en el cual Juan Hernández era presidente del Congreso Nacional (2010-2013). En este período no solo se desfalcaron múltiples institutos del gobierno para financiar las campañas nacionalistas, no solo se aprobaron permisos para producir electricidad a personas con empresas de maletín, no solo se llevaron de encuentro la vida y salud de miles de hondureños, sino que también orquestaron el plan maestro para perpetuar a su partido en el poder y generar dividendos sucios a sus socios. El plan era desarrollar políticas, contratos, leyes que crearán las condiciones propicias para establecer una dictadura y financiar a personas que, del dinero nuestro, irán a financiar las campañas del PNH.

Claro como el agua de la montaña es que Juan Hernández aprendió de los errores de Manuel Zelaya al buscar consolidar su reelección. Brindó apoyo y alianza con las iglesias, incluso integrando a pastores en su gabinete. Aumentó el presupuesto y ascendió a militares amigos a la dictadura. Firmó contratos jugosos con empresarios, incluyendo millonarios fideicomisos, y también cotiza caro con los medios al promocionar sus anuncios masivos sobre los supuestos logros de su administración.

Se dice que la prensa es el 4to poder, después del ejecutivo, legislativo y judicial. Con toda razón, y es que la prensa, escrita, de televisión y de radio tiene un poder de influencia para deshacer un gobierno, una empresa, un grupo de interés, para invisibilizar temas o para evidenciarlos en primera plana. Por ejemplo, la caravana de migrantes trajo a la atención de los medios internacionales que desarrollaron amplios reportajes informativos, interpretativos y de conciencia social, pero ningún medio hondureño cubrió la noticia a profundidad, para invisibilizar el sufrimiento de nuestros hermanos que huyen de Honduras.

75 días han pasado desde que Tony Hernández está detenido sin libertad condicional, por ser uno de los grandes capos de la droga en la región, por ser altamente peligroso para la sociedad, y por alto riesgo de fuga… nos sorprende, como público lector, visualizador, escuchador, que los medios tradicionales no hayan dibujado conjeturas de la relación de TH con JH.

No sé si me doy a entender con suficiente énfasis… QUÉ PERSONA EN SU SANO JUICIO NO VA A PREGUNTARSE CÓMO EL PRESIDENTE DE HONDURAS, COMANDANTE DE LAS FUERZAS ARMADAS, ENFOCADO EN SEGURIDAD, ¡¿NO SABÍA QUE SU HERMANO LLEVABA 14 AÑOS VENDIENDO TONELADAS DE COCAÍNA Y ARMAS PESADAS?!

El decreto 86-2013, aprobado por Juan Hernández como presidente del Congreso Nacional se llama “Ley de Programa Voluntario de Rescate, Promoción y Fomento del Sector de Telecomunicaciones”, porque claro… es el sector que necesitaba un urgente rescate. Y este es un pilar que Juan Hernández se construyó para entrar a la presidencia del ejecutivo en control total de los medios.

Este decreto ejecutado por Pepe Lobo (el mentor) y aprobado por Juan Hernández (el delfín) se resumen en que los medios, ya sean de TV, radio, digitales, escritos, etc. pueden “canjear” deudas pasadas, presentes o futuras por propaganda que el presidente de la república designe.

El decreto dice en un párrafo
“Los valores que correspondan a cualquier tipo de publicidad que el Gobierno de la República solicite a cualquier operador, o persona natural o jurídica en el convenio regulador específico y dentro del marco de la presente Ley, podrán ser canjeables por pagos de cualquier tipo de impuestos, tasas, pago de permisos, cánones, servicios públicos, licencias o cualquier otro tipo de multas, recargos, intereses moratorios y otros conceptos u obligaciones financieras con el Estado ya sea ésta pasada, presente o futura”

¡Por eso los medios callan!

En otro país donde la Libertad de Prensa sea más abierta, los medios ya habrían hecho una mejor investigación que el mismo Ministerio Público sobre la relación de Tony Hernández con las campañas de los nacionalistas. Y es que claro, si un medio, por decir HNH TV, debía 5 millones de lempiras y debe otros 5 millones a futuro, lo que tiene que hacer es tomar la orden de Juan Hernández y canjear esa publicidad por exoneraciones fiscales. Y si “HNH TV” lo hace, tiene 5 millones más de ingresos, entonces para no perder la ventaja competitiva, “La Tribulca” también tiene que adherirse al decreto. Y al “El Herardo”, al no tener desventaja, también se va a suscribir al programa “voluntario”, y la cadena sigue y sigue, porque ¿a quién no le gustaría no pagar impuestos?

Por esto y mucho más, Honduras se sitúa en el puesto 141 (bajando un puesto en el 2018) a nivel de libertad de prensa, y para que tengan una relación de la gravedad de esto, Costa Rica (rumorado de esconder sus noticias negativas) se sitúa en el puesto 8 del mundo.

Al final, las consecuencias son nefastas, el poder ejecutivo controla al 2ndo poder, al 3er poder y al 4to poder, creando una dictadura que solo puede ser derrocada por el 5to poder: Los Buenos Ciudadanos Unidos.

Facebook Comments