DIARIO LA REPÚBLICA HONDURAS
Editorial Featured

El Affair. Editorial miércoles 13 de febrero, 2019.

Dicen por allí que hoy es el día de los amantes. La pasión desbordada que choca ante el deseo de lo que es prohibido, ajeno y secreto. En los juegos del amor tenemos todo y esos amores ilícitos son extremos, afectan los sentidos, la mente; la razón se pierde en el desenfreno que causa eso que aparentemente es incontenible,  insaciable. Nadie sabe realmente como inicia y peor aún, nadie sabe como termina. El coqueteo infinito que arranca apenas con una idea que se hace replicar en los jardines de las memoria y no te deja en paz, produce ese “feeling”, eso que eventualmente vuelve a un pobre humano en un adicto, un esclavo ante esa seducción.

Alejandro Martínez Gallardo escribe: “Más que una educación sentimental, el amor es una educación del ser.”  Todo este principio nos trae a inundarnos en las palabras creadas de la mente de Anne Carson es su “Eros el dulce-amargo”, tal y como lo determina el estudio realizado por el blog Los INROCKUPTIBLES: “Una ciudad sin deseo es una ciudad sin imaginación. Pero siempre hay alguien ahí que mueve los cimientos. Es lo que Aristóteles denomina phantasia, actos de confianza en lo desconocido con los cuales hombres y mujeres imaginan y construyen otros mundos que los trasciende. Hablamos, en definitiva, del deseo como un impulso erótico.” Entonces Anne Carson establece el criterio que cuando “Eros” entra en el cuerpo de ese amante (así, justo en ese instante en que el angelito diabólico que le llaman cupido te clava una flecha), el sentido de la persona cambia, altera toda su condición de la norma establecida y se pierde para siempre en sus encantos. El amor, lo vuelve un dios.

Entonces en la oscuridad que permite la aventura decadente del hombre, ante la ausencia de Luz, caen las ropas y con estas, cae el pudor…y con este, el hombre sintió no el amor sino el poder. Así fue como la serpiente utilizó a Eva para seducir a  Adán, de la fruta del árbol que le daría a entender entre el bien y el mal, confundiendo el sentido de pensar que en esa desobediencia, implicaría sapiencia y que con ese conocimiento, tendrían poder. Eva le dió a Adán el fruto prohibido y desde ese entonces, el humano continúa su lucha entre el bien y el mal, entre la tentación y lo justo.

Pero volviendo al tema de los amantes, hace ya mucho tiempo que en estas Honduras cayeron las ropas del juego de la pasión desenfrenada, hace ya mucho tiempo tenemos sujetos jugando impunemente con lo que tiene falta, alterando esa condición de lo que es lícito, haciéndonos creer que lo que es malo es bueno y lo que es correcto es, inferior a ellos. Como todo affair, siempre hay un engaño.

La mayor tentación del humano es el poder absoluto que extingue a la conciencia. Es aquí entonces que tenemos gobernantes que se creen dioses y por lo tanto (por ende), con el derecho adquirido  de tomarlo todo, hasta lo que no les pertenece. Es en ese juego de poderes que nos encontramos sumidos, somos todos testigos encantados por la lujuria que se desencadena en ese cuarto, cuando los amantes se enloquecen en una orgía de poder. Así los vemos pacientemente, entre los suspiros, las caricias, el desenfreno total, cometiendo el pecado de fornicar con una adúltera, que se llama reelección.

Related posts

El día de mañana el presidenciable liberal dará a conocer su plan de gobierno

larepublicahn

LA RAZÓN DEL FRACASO DEL DIÁLOGO Por: Abog. Octavio Pineda Espinoza

larepublicahn

La voz de los asesinados. Editorial 27 de diciembre del 2018.

larepublicahn