¡LA OPERA SE TERMINA HASTA QUE CANTA LA SEÑORA GORDA! -La renovación del convenio MACCIH- Por Anibal Calix.

0
266

Por aproximadamente dos meses, junto a Fátima Mena y Salvador Nasralla, realizamos una investigación sobre Sistemas Híbridos de Justiciaque culminó el día 26 de Mayo del 2015; cuando el  PAC se convirtió en el primer partido político de Honduras en oficialmente solicitar el establecimiento de CICIH— Comisión Internacional Contra La Impunidad en Honduras.

En ese momento, todo el escenario en Centro América que tenía que ver con corrupción e  impunidad había cambiado radicalmente, cuando en ciudad Guatemala el Ministerio Público y una entidad de las Naciones Unidas llamada—CICIG—arrestó a 22 personas conectadas con una organización corrupta y criminal, que llegó hasta el  secretario privado de la Vice- Presidenta.

Las similitudes con los casos de corrupción en Honduras, nos llevaron a la conclusión que el modelo de Sistema Hibrido de Justiciaque presentaba CICIG debía ser efectivo en Honduras también, y por eso hicimos la propuesta a los Ciudadanos de nuestra Nación.

En nuestro país, debido a la presión de las marchas de las Antorchas y su solicitud por una CICIH, se instaló una MACCIH; la cual es también un sistema hibrido de justicia, solamente que promovido por la OEA en vez de la ONU.

Cuando se estableció el Convenio MACCIH, y sabiendo que la OEA es una organización “políticamente permeable” el Presidente Hernandez y su gran colaborador Arturo Corrales, pelearon por evitar que se sucedieran dos cosas:

  • Permitir que se nombrara como Jefe de Misión al Dr. Juan Jiménez Mayor, básicamente porque sentían que era una persona a la cual no podrían controlar.
  • Permitir que la MACCIH tuviera la facultad para realizar investigaciones y presentación de cargos de forma independiente.

Cuando se firmó el convenio, el Gobierno no logro nombrar su “persona ideal” pero logró introducir cierto “componente político mexicano” que más adelante causaría problemas (principalmente en la aprobación de la Ley de Política Limpia); y en cuanto a las facultades, el gobierno pudo establecer un “acompañamiento activo de la MACCIH” en vez de una independencia completa, pero el ámbito de injerencia de la MACCIH fue mucho mayor al de la CICIG.

En mi opinión, el gobierno pensó que la forma en que se había estructurado el convenio seria “controlable”; ya que ellos controlarían mediante el Ministerio Publico, que casos y actividades podría “acompañar” la MACCIH; pero más adelante el Sr. Juan Jiménez Mayor, vocero de MACCIH, realizaría dos acciones que cambiaron el rumbo de las cosas.

La judicialización de los casos pasa generalmente, por el siguiente proceso: Investigación (Ministerio Público), Presentación de Cargos (Ministerio Público) y Juicio (Poder Judicial). De acuerdo a la lectura de gobierno, la MACCIH solo tendría participación limitada y de asesoramiento, en la investigación de casos; pero de forma estratégica la MACCIH crea la UFECIC y el Circuito de Jueces Anticorrupción, con lo cual podría trabajar más de cerca en la presentación de cargos y crear un grupo de jueces con la independencia necesaria para dar condenas correctas.

Cabe mencionar que contra la creación del circuito de Jueces Anticorrupción, el sistema corrupto ya tomo su “medida correctiva” sacando a los Altos Funcionarios de ser juzgados por el circuito anticorrupción y asignándolos a la Corte Suprema de Justicia, sobre la cual todavía tienen control. El mejor ejemplo de esto es la diferencia en los resultados obtenidos en el caso de Rosa Lobo (Circuito Anticorrupción) versus el caso Pandora (Corte Suprema).

Es imperativo que la ciudadanía conozca sobre el convenio Maccih y sobre la importancia de su renovación; por lo cual les comparto este resumen ejecutivo del Convenio MACCIH:

Visión General del Mandato y Organización de MACCIH

MACCIH participa en dos tipos generales de actividades:

  • Autoridad Legal Compartida– Comparte la autoridad legal con el gobierno hondureño directamente sobre ciertas partes del sistema legal relacionadas con casos de corrupción.
  • Recomendación y Promoción de Reformas– Hace recomendaciones y promueve la implementación de reformas en los sistemas gubernamentales y legales hondureños, incluyendo al sector empresarial.

Para llevar a cabo estas actividades MACCIH se divide en cuatro divisiones separadas, la mayoría con subunidades.

  1. División de Prevención y Lucha contra la Corrupción
  2. a) Unidad de «apoyo» «colaboración activa» y «supervisión» del sistema jurídico hondureño que investiga y procesa la corrupción (Autoridad Jurídica Compartida)
  3. b) Unidad encargada de «dar seguimiento a las recomendaciones de la OEA” para implementar la Convención Interamericana contra la Corrupción (Recomendación y Promoción de Reformas)
  4. c) Unidad de «reformas y asesoramiento al sistema Hondureño para combatir la corrupción», específicamente para incluir reformas del sector empresarial y del sector público (Recomendación y Promoción de la Reforma)

 

División de Reforma del Sistema de Justicia Criminal

  1. a) Unidad de «reforma del sistema de justicia penal» (Recomendación y promoción de la reforma)
  2. b) Creación de un «Observatorio del Sistema de Justicia Criminal» no gubernamental (que participará en la Recomendación y Promoción de la Reforma)
  3. División de Reforma Política y Electoral [Financiera]

– «Apoyar la creación de un marco sobre financiamiento político y electoral» (Recomendación y Promoción de la Reforma)

  1. División de Seguridad Pública
  2. a) Unidad de «seguimiento de las recomendaciones» del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana de la OEA / Gobierno de Honduras (Recomendación y Promoción de la Reforma)
  3. b) Unidad para promover la aplicación de la ley hondureña «para la Protección de Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Personal de Medios de Comunicación y Funcionarios de Justicia» (Recomendación y Promoción de la Reforma)

*********

Al revisar la amplitud del mandato de MACCIH y su organización en cuatro divisiones, es importante señalar que sólo la primera división, Prevención y Lucha contra la Corrupción, trata directamente con la corrupción y con la impunidad de actos ilegales. Las otras tres divisiones del MACCIH tienen mandatos para trabajar en reformas de sistemas nacionales enteros–justicia criminal, finanzas políticas y seguridad pública–mucho más allá de si esas reformas tienen vínculos directos con la corrupción y la impunidad o no. Este amplio mandato de reformaparece indicar la convicción de que en un país como Honduras, con una corrupción estructural profundamente arraigada, no basta con combatir la corrupción directamente, sino que la reforma de sistemas enteros debe ser parte del esfuerzo.

Nosotros comprendemos que la población quisiera obtener resultados inmediatos de la MACCIH, pero debemos entender que los problemas de impunidad y corrupción en nuestro país son sistémicos, por lo cual las soluciones deben plantearse en frentes paralelos,que brindan soluciones a corto plazo, pero también soluciones al sistema que harán estas mejoras sostenibles en el tiempo.

Por experiencia propia puedo manifestarles, que cuando yo me desempeñé como Diputado al Congreso Nacional, en él se vivía un ambiente de impunidad y los Diputados se sentían intocables; todo eso ha cambiado desde que fueron acusados en la “Fe de Erratas” y “El Caso Pandora”; casos que se establecieron solamente por la existencia de la MACCIH.

La ciudadanía debe tener claro que el plan de los grupos criminales en nuestro país ya está en marcha:

No renovar MACCIH -> Eliminar UFECIC -> Debilitar el CNA

Por lo cual, nuestra labor debe ser apoyar la renovación del convenio MACCIH y de esta manera brindar la protección a la UFECIC y el CNA.

Ya se escuchan muchas voces diciendo que la MACCIH no es necesaria, que ya está muerta y que de todas maneras no hace nada; todo esto con el objetivo que la ciudadanía no reaccione. También han salido a la luz pública, versiones diciendo que el convenio debe ser enviado al Congreso, lo cual complica el proceso, siendo esto totalmente falso; el artículo 16.2 del convenio expresa claramente que la renovación pasa por “un intercambio de cartas de ambas partes” lo cual probablemente toma diez minutos.

Les reitero, Honduras no necesita solamente de ciudadanos honrados, necesita de ciudadanos dispuestos a combatir la corrupción; así que todos debemos contactar a nuestros representantes del gobierno y exigir la renovación; y de igual manera todos debemos anotarnos en las cartas abiertas de solicitud de renovación, que se están enviando a la OEA.

Es responsabilidad de los buenos ciudadanos, comprender que la lucha contra la corrupción es como un juego de futbol en el cual debemos esforzarnos hasta el último minuto; esta lucha es como un juego de beisbol en el cual debemos pelear hasta el “out” veintisiete; y en esta lucha por la renovación del convenio MACCIH, debemos tener presente que:

¡La ópera se termina hasta que canta la Señora gorda…Y esa Señora, no ha cantado todavía!

Que Dios bendiga Honduras.

Facebook Comments