DIARIO LA REPÚBLICA HONDURAS
Columna Featured

Para la Policía Militar del Orden Público, del corazón de un pueblo indignado. Por Fernanda López Aguilar.

Contenemos multitudes.

Somos a la vez emprendedores…sobrevivientes…guerreros.

Somos estudiantes y víctimas de la historia.

somos mujeres y hombres, somos Honduras.

Eltrauma que se vive en Honduras, se llama la Gran Guerra Centroamericana de los año 80, cuando los Estados Unidos de América y Rusia, pelearon su “Guerra Fría” por medio de nuestros países, haciendo correr sangre centroamericana en su nombre. No les bastóhacer eso. Cuando cae el Muro de Berlín, vieron que el único pretexto para mantener instaladas a sus capacidades militares, sus bases, su política de militarización en estos países nuestros, fue con una nueva guerra. La Guerra contra las Drogas.

¿Quién captura a TH? Los fiscales independientes del Distrito “Soberano”de Nueva York. ¿Qué hace la DEA? Se toman una foto con el hermano de Tony. ¿Por qué? Para continuar su política de militarización, para silenciar voces como las nuestras, que abogamos por el amor a la patria. Lo mismo que séque sienten ustedes, los policías y militares que nacen del pueblo, pueblo.  ¿Lo hacen para silenciarnos, lo hacen para entrar a Venezuela, para deshumanizarnos? No sé.

Pregúntese, soldados y oficiales, ¿todo esto, vale la pena? intimidar, reprimira sus hermanos.

Mi abuelo sirvió en la Fuerza Aérea de Honduras. Fue coronel. Pero él renunció cuando se enteró del rol que Honduras había servido en darle un golpe a Jacobo Arbenz en el 54. No creía correcto hacerle daño a nuestras democracias, ya de por sí tan vulnerables por su juventud. Salimos de la dependencia de España, y pasamos a lo que se podría argumentar, es dependencia Estadounidense.

Soldados, oficiales, pregúntese: Juan Hernández se hace llamar un nacionalista ¿Bajo qué concepto de nacionalismo? ¿Cómo se atreve? Si su régimen no ha consistido en nada más y nada menos, que entregarle el país a compañías extranjeras por medio de concesiones que carecen de consulta previa, digna e informada de las comunidades más afectadas. Comunidades que, no solo merecen autonomía por el gran descuido que han hecho nuestros gobiernos a través de la historia, sino que también merecen ser retribuidas de lo que les han robado.

Policías y militares, recuerden sus orígenes. Recuerden como usaron a hondureños en las Guerras Centroamericanas para pelear guerras ideológicas de otros países y como, este régimen, está usando a los soldados para atacar a su propia gente, su familia hondureña. Despierten. Al Sr. Hernández no le importa la institución castrense, tristemente, los ve como peones. Es una realidad CRUEL, pero es la verdad y es sumamente inhumano.

La verdad duele y duele muchísimo. No es de enojarse con la mensajera, sino con el mensaje. Es de abandonar las armas, de unirse con la voluntad de la gente. No hay razón, por la que ustedes deberían de estar en la Honduras de  allá y no en la Honduras de acá,  con nosotros. Existe precedente. No huyamos de nuestra historia Neo-colonial y la sangre que sigue corriendo en su nombre. Hagan lo correcto. Seamos nobles. Seamos dignos.

Entiendo que están desmoralizados, hasta frustrados quizá. Pero el responsable en toda esta crisis en Juan Hernández, no son sus propios compatriotas. Nosotros confiamos en ustedes para velar por nuestra constitución. Confían ustedes también en nosotros para hacer valer la democracia. En las palabras de Berta Cáceres: “Juntémonos y sigamos con esperanza defendiendo y cuidando la sangre de la tierra y los espíritus.” Unámonos.

Related posts

Exportaciones café de Honduras bajan 28.5 pct interanual en noviembre por menor demanda

larepublicahn

México no es histórico y Honduras va al repechaje

larepublicahn

Hallan un cadáver en el interior de una casa en Choloma

larepublicahn