DIARIO LA REPÚBLICA HONDURAS
Columna Featured

Movimiento Social. Por Gisele Coto.

La definición de Movimiento Social es:” Una agrupación de individuos u organizaciones que busca producir un cambio en la sociedad.” Julián Pérez Porto. Los movimientos sociales nacen espontáneamente, como una reacción a situaciones de crisis, injusticias y opresión al pueblo.

Recordemos algunos movimientos sociales que generaron cambios en el mundo:

  1. La Marcha de la sal en la India, siendo el líder Mahatma Gandhi, quién recorrió a pie 300 kilómetros, pacíficamente para protestar contra la prohibición de recolectar la sal a los nativos de India, creando un movimiento de desobediencia civil y que luego terminó con la independencia de los británicos.
  2. El movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos: Después de abolir la esclavitud, en 1863 y entrar en efecto, al final de la guerra civil en 1865, dio paso a la segregación, eran libres, pero con menos derechos, tanto en el campo laboral, iglesias, escuelas, universidades y en la sociedad en general, eran ciudadanos de cuarta clase, y se les impedía superarse de cualquier manera, el movimiento civil estalló con el boicot de los autobuses en Montgomery en 1955 y obtuvo su mayor fuerza, con la marcha de derechos civiles, en el monumento a Lincoln en Washington en 1963, teniendo como impacto de generaciones el discurso de Dr. Martin Luther King Jr.”I have a dream”, generando cambios importantes en la integración de los afroamericanos, a las escuelas y universidades .
  3. La Primavera Árabe: Movimiento Social producido por la crisis económica y coartar la libertad política, comenzó en Túnez y tuvo también impacto en Egipto y Libia, teniendo como consecuencia la caída de sus gobiernos.
  4. Movimiento de los Paraguas: Llamadas también protestas en Hong Kong en 2104, en contra de las reformas electorales del Congreso Nacional del Pueblo liderada en su mayoría, por organizaciones estudiantiles.
  5. Movimiento Ciudadano Contra la Corrupción. En Guatemala en 2015, se formó un movimiento en contra de la corrupción de los funcionarios públicos y exigían la independencia de poderes, sobre todo, el tribunal electoral y el ministerio público. Los guatemaltecos apoyaron masivamente esta iniciativa y a la CICIG, teniendo como resultado que el presidente entonces, Otto Pérez Molina, dimitiera, así como sus más allegados colaboradores, involucrados en asuntos de corrupción, seguidamente juzgados en tribunales guatemaltecos.
  6. Marchas de las Antorchas. En Honduras 2015, surgió un movimiento, convocado por la oposición indignada y luego acompañada por varias organizaciones civiles, pero en su mayoría por el pueblo, pueblo, cansado de la inseguridad y corrupción del gobierno de Juan Orlando Hernández y con el sonado caso de corrupción del IHSS. El despilfarro de varias instituciones del gobierno, hicieron que el ciudadano común saliera a las calles y se hiciera sentir con antorchas iluminando las calles de Tegucigalpa, San Pedro Sula y varias otras ciudades del país, que se sumaron a esta lucha. Todo funcionó, hasta que políticos quisieron apoderarse de este movimiento ciudadano, para salir en “caballito blanco” haciendo que las personas, se alejaran más y más. Este fue un buen movimiento en el cual probamos, que cuando nos unimos, a pesar de las diferencias ideológicas, se logran cosas grandes.

En días recientes, la llama de las antorchas se está encendiendo de nuevo en Tegucigalpa y El Progreso, con crecimiento moderado pero firmes en sus propósitos, se debe de ganar la credibilidad, las personas, en muchos casos, están cansadas y agobiadas con tanto golpe a la economía de sus hogares y cada día, se exponen nuevos casos de corrupción que peligrosamente nos estamos acostumbrando.

Un movimiento, no es una protesta, una protesta es por algo específico y a veces hace eco. Un movimiento tiene el propósito de generar un cambio. Después de las elecciones generales del 2017 y con una indignación generalizada por los resultados, ante la represión en las calles, las protestas del cacerolazo, personas desde su casa y después del toque de queda, hacían sentir su inconformidad ante unos resultados  que fueron evidentemente manipulados.

Los movimientos sociales deben ser validados por los ciudadanos, claro que organizaciones civiles y políticos pueden participar, pero despojándose de sus cargos y sus intereses, poniéndose en los zapatos de los que se manifiestan. En Honduras no debemos de caer en el error de ser eruditos en las redes sociales, se debe ir al campo de acción, aunque eso conlleve que nos alejemos de nuestra zona de confort, Paciencia, integridad, ideas claras, vender y explicar bien el mensaje y sobre todo, credibilidad, son ingredientes para que los movimientos sociales, se conviertan en una bola de nieve en la ciudadanía. Solo es de empezar con un puñado, pero necesitamos una avalancha para mejorar el país.

Related posts

Apple empieza a ganar en empresas mientras Microsoft se queda dormida

larepublicahn

Sale vigente Ley de Tarjetas de Crédito

larepublicahn

Dos amigas de la infancia se reencuentran 12 años después gracias a Twitter

larepublicahn